¿Está sonriendo?

La neurobióloga, Margaret Livingstone, afirmó en el reciente Congreso Europeo de Percepción Visual celebrado en A Coruña que la sonrisa de “La Gioconda” es una ilusión óptica.

Según Livingstone, la enigmática sonrisa del retrato de Lisa de Giocondo, pintado por Leonardo da Vinci, entre 1503 y 1506, es “una ilusión que aparece y desaparece debido a la peculiar manera en que el ojo humano procesa las imágenes”.

Nuestro ojo percibe de forma distinta aquello que está situado en el centro del campo de visión de aquello que está en la periféria.

La visión central está preparada para captar los detalles. Y la visión periférica, menos precisa, percibe mejor las sombras.

La neurobióloga defiende que Leonardo pintó la sonrisa de la “Gioconda” para que fuera percibida mejor con la visión periférica. Así cuando los labios de la figura pasan del centro de nuestro campo de visión a la periféria se produce la ilusión del campo de expresión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *